Deportes Online Marcadores Fútbol Escrutinio Quiniela Premios Quinigol y Porra

No todo es tan blanco en el Madrid

 

 

Karim Benzema” by Action Lovers (CC BY-ND 2.0)
En el fútbol, más que en otros deportes, se pasa de la euforia a la pesadumbre de un día para otro, a veces, en cuestión de horas para que un equipo pase de ser candidato a todo a no dar sensación de poder lograr ningún título.
Esto mismo le ha sucedido al Real Madrid en una semana. El equipo dirigido por Julen Lopetegui comenzó la temporada de manera arolladora, goleando y con Karim Benzema y Gareth Bale en plan estelar.
Victoria a victoria, el conjunto blanco fue sembrando un ambiente de expectación máxima, y la confianza en los jugadores era plena. Hasta que comenzó la fatídica semana del pasado 26 de septiembre, con la abultada derrota ante el Sevilla en el Sánchez Pijzuan por 3-0.
Hace un mes, el Real Madrid era una de las apuestas de la casa, además para cualquier competición, incluso la liga, donde últimamente no andaba fino. Además, el técnico blanco había señalado al principio de temporada que su objetivo prioritario era el trofeo doméstico, quizá, quitándose presión en Europa.
El equipo de Pablo Machín venció con autoridad un partido que bien podría haber sido más abultado, sobre todo si el Sevilla hubiera sido más certero de cara al arco de Thibaut Courtois. El Real Madrid también tuvo sus opciones de reducir diferencias, pero el resultado final plasmó la superioridad hispalense.
Esta derrota empezó a sembrar las dudas en el Real Madrid y puso el foco de las críticas en la defensa, con Sergio Ramos y Marcelo a la cabeza, pero sobre todo en Karim Benzema, el cual parece que se presenta a examen cada encuentro que disputa el delantero galo.
El derbi de la capital tampoco fue nada positivo, pues si bien el equipo de Lopetegui no perdió, la ineficacia de cara a gol y el ver como su rival madrileño le superaba en fútbol por momentos, hizo que saltaran las alarmas en el Santiago Bernabéu y se escucharan los primeros murmullos.
Y este martes asistimos a la última gota que acabó derramando el vaso de la paciencia blanca. Derrota 1-0 frente al CSKA en Champions en un partido en el que el Real Madrid ni siquiera generó peligro suficiente para hacerse acreedor de la victoria, y en el que un fallo de Toni Kroos mal defendido por Varane en el minuto 2, puso muy cuesta arriba el partido y dejó en evidencia al conjunto madridista en su competición favorita.
Si hace 10 días Karim Benzema era el máximo goleador madridista y había hecho olvidar a Cristiano Ronaldo con sus goles, a día de hoy se pide su cabeza. Este es el continúo caos en el que vive la parroquia blanca, capaz de pasar del blanco al negro en un minuto y de idolatrar jugadores una noche para condenarlos a la mañana siguiente.
Queda mucha tela que cortar, pero a Julen Lopetegui le empiezan a salir los primeros descosidos en un traje que parecía a medida a principio de temporada, pero que a día de hoy parece necesitar algún remiendo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para evitar el uso abusivo de spam y bots es necesario que resuelvas el codigo del captcha.